Ruta 15 - Del Alberite (Villamartín, Prado del Rey)

Usar puntuación: / 1
MaloBueno 

Información

Distancia: 33,2 Kms.

Dificultad: Grupo de estrellas. Aparecen dos iluminadas para representar que la difitultad de la ruta es dos.

Calificación: Grupo de estrellas. Aparecen dos estrellas iluminadas para representar que la calificación de la ruta es dos.

Cartografía: hojas 103534, 104931, 104932 y 104942.

Acceso a Pedometer

Tracks y Waypoints

Rutómetro

Google Earth

Perfil y Mapas

Zona: Villamartín, Prado del Rey

 

Descripción:

No tiene excesivas dificultades, salvo alguna pendiente con el firme en regular estado camino de Prado del Rey y un descenso ya de regreso un poco técnico. No debe hacerse en época veraniega, por no tener apenas sombra.

 

La pista desde Villamartín hasta Prado del Rey es cómoda, aunque un poco árida. En el cruce del arroyo Alberite encontraremos una zona de cierta vegetación.  Tendremos buenas vistas de la Sierra de Grazalema. Después de recorrer Prado del Rey, al regreso, la visita a los dólmenes de Alberite nos situará en un lejanísimo lugar de nuestra historia.

 

El recorrido se puede iniciar en el primer desvío a Villamartín de la carretera Jerez - Antequera (A-382),  viniendo desde Jerez. El desvío, indicado, coge hacia la derecha para pasar por debajo de la carretera hacia Villamartín. Antes de meternos en dicho túnel, cogemos hacia la derecha, por una pista de tierra. Enseguida veremos a la derecha una edificación donde podemos dejar el vehículo y comenzar nuestro pedaleo (K.0).

 

La pista coge dirección Sur. Está en bastante buen estado y con restos de asfalto. Se denomina la cañada del Marcegoso. Vemos a nuestra derecha el cortijo de Cándido en alto y poco después un primer cruce de caminos (K.1,8).

 

Continuamos recto por un trazado casi llano. Nos encontramos en el K.3 con otro cruce y seguimos recto. Llegamos a la altura de una pista asfaltada que se incorpora por la izquierda (K.4,2).

 

Es la entrada desde la carretera Villamartín - El Bosque (A-373) para visitar el dolmen de Alberite. Nosotros seguimos recto por este trozo perfectamente asfaltado. A unos centenares de metros veremos a la derecha el desvío al dolmen, señalizado, que por ahora ignoramos y seguimos recto. Enseguida, atravesamos el arroyo Alberite (K.4,6).

 

Ya el firme deja de estar asfaltado otra vez, pero seguimos pedaleando con comodidad hasta llegar a la CA-5034 (Villamartín - Arcos) (K.6,3).

 

La atravesamos, y seguimos por la pista, que se pone en peor estado y en ascenso más pronunciado hasta Prado del Rey, con algún momento bastante pedregoso. En el K.10,1 vemos a la izquierda la señalización de la pista a La Granja, por donde creo que se puede llegar también a Prado del Rey. Nosotros seguimos recto. Poco después veremos a nuestra derecha una pista en descenso (K.10,9).

 

Debemos fijarnos bien porque la cogeremos luego. Por ahora seguimos recto. El firme mejora y la pista va rodeando la Loma Castillejos para dirigirse a Prado del Rey, cuya población se nos aparecerá tras una curva, un poco en alto. Ignoramos algunas pistas que surgen a nuestra derecha. La pista se convierte en asfaltada, lo que nos ayudará en la última parte del ascenso. Llegamos a una fuente, que indica no potable, pero ideal para refrescarse, y a las primeras casas del pueblo. Nos podemos dirigir por el entramado de calles rectilineas y en cuesta de este curioso pueblo hasta la Plaza de la Iglesia (K.15).

 

Regresamos por el mismo camino hasta el cruce que señalamos antes en el K. 10,9 (K.19,1).

 

Ahora nos desviamos a la izquierda en fuerte descenso por una pista en relativo buen estado, aunque con alguna sorpresa de vez en cuando, por lo que habrá que circular con precaución. En los cruces que nos encontremos cogemos siempre recto. En caso de duda, hacia la derecha. De todas formas, pronto podemos ver a nuestra derecha a lo lejos a Villamartín y veremos que nuestra pista va girando poco a poco en aquella dirección hasta salir otra vez a la CA-5034 (K.24,5).

 

Giramos a la derecha por el asfalto de esta tranquila carretera, sólo hasta que veamos a nuestra izquierda una pista de tierra por donde cogemos (K.25,3).

 

Seguimos recto por esta pista, en caso de duda, hacia la derecha, hasta que veamos a nuestra izquierda la entrada señalizada al dolmen de Alberite que merece la pena que visitemos (K.27,8).

 

Continuamos después ya por asfalto, atravesando enseguida el arroyo Alberite y llegando hasta la pista que ya conocemos. Hacia la izquierda regresamos al punto de partida (K.33,2).